Un tutú rosa y una fiesta improvisada

“Entre un primero y un tercero siempre hay un segundo que se hace mayor”. Así iba a titular este post. Y diréis, ¿y qué tiene que ver eso con un tutú? Pues nada, pero con la fiesta improvisada sí, y mucho. Ahora os explico. Sergio, mi sobrino, fue el primer pequeño de la familia. Hace ya ocho años que nació y cada uno de sus cumpleaños se celebraron por todo lo alto. Ahí estaba su tía para que no le faltara de nada. Ya con dos años su fiesta tuvo un castillo hinchable, una piscina de bolas y un sinfín de actividades de las que Sergio casi ni se enteró ni disfrutó porque… ¡sólo tenía dos años! Pero me daba igual. A mí me hacía ilusión.

Conforme se ha hecho mayor y con semejantes precedentes, las celebraciones de sus cumpleaños tienen que estar a la altura. Ahora Sergio elige temática y entre su madre y yo organizamos un acontecimiento que nunca defrauda.

collage2

27092015-DSC_0668

A los pocos años nació Diana, mi segunda sobrina. El día que ella cumplió dos años su tía estaba de reposo recién embarazada. Preludio de sus futuras fiestas…

Y nació Sara. Y mi vida se complicó. El tercer cumpleaños de Diana, Sara tenía cinco meses y yo una pierna rota. Gggggrrrrrr!!!! Una fiesta de cumpleaños menos.

27092015-DSC_0631

Sara cumplió un año y su madre se volvió loca organizando no una sino ¡dos fiestas! Fiestas bonitas en rosa, mucho rosa. Rosa. El color favorito de Diana. Y la pequeña segunda me miraba con ojitos brillantes y me decía “tía para mi próximo cumpleaños quiero que me organices una fiesta así”. Y yo tenía el firme propósito de conseguirlo.

27092015-DSC_0696

Pero puñetero destino que su cumple coincide con el de otro niño del colegio y las mamás deciden hacer la fiesta conjunta. ¡Ala! Niño y niña en un parque de bolas. Al garete la fiesta rosa de Diana. Ella estaba encantada. Se lo pasó genial con todos sus compañeros de clase y, con su vestido de princesa, ya estaba la mar de pagada.

27092015-DSC_0717

Llegó el segundo cumpleaños de Sara y de nuevo me torné. Con temática, porque Sara ya tiene sus gustos… Inspirada en el circo. A Diana le volvieron a brillar los ojos y me pidió encarecidamente que para su próximo cumpleaños quería una fiesta así. Y le prometí que la tendría.

27092015-DSC_0784

Y llegamos a su quinto cumpleaños este año. Claro, no se ha cambiado de cole y el niño que nació el mismo día que ella, sigue de compañero. De nuevo, fiesta conjunta de celebración. Con globos y piñatas, de Frozen para ellas y Bob Esponja para ellos. Algo había que hacer…

Ese domingo, día de su cumpleaños, yo me quedé a la pequeña en mi casa y su madre improvisó una guirnalda de globos rosas, puso una mesa con algún detalle en rosa y compró una tarta con un cinco rosa de purpurina. Yo recogí material de cumple que almaceno para acabar de atrezzar el salón y nos fuimos para su casa a soplar las velas.

27092015-DSC_0788

¡Qué carita la de Diana cuando su madre abrió la puerta y vio esos globos y esa mesa! Se abrazó a su cuello y le susurró: “¡Oh mama! nunca he tenido una fiesta así”.

Qué poquito costó. No hizo falta cartelería especial, ni una mesa dulce espectacular, ni un castillo hinchable,…. Sólo una fiesta rosa. De globos y guirnaldas.

Mi hermana se metió a las dos pequeñas en la habitación y les puso dos tutús rosas y unas coronas. Y cuando salieron así vestiditas a los mayores se nos cayó la baba. ¡Qué guapas y resultonas! ¡Y ellas qué pagadas estaban!

Diana tuvo su mejor fiesta de cumpleaños. Con sus papás y su hermano, sus tíos, su prima, sus abuelos y un tutú rosa.

27092015-DSC_0796

Qué poquito cuesta hacer lo que pide un pequeño cuando los mayores nos exigimos tanto. Nosotros queremos darles la Luna, ellos sólo quieren mirarla cogidos de tu mano. No perdamos la perspectiva.

¡Felicidades Diana!

PD. Vale, todavía no le he organizado una fiesta de cumpleaños como me gustaría, pero Diana es la primera que tiene un post dedicado 😉

 

 

4 thoughts on “Un tutú rosa y una fiesta improvisada

  1. Natalia López

    al inicio ya un nudo en la garganta…..siguiendo leyendo…..los ojos se han humedecidos……y a mitad del post ya no he aguantado mas y he explotado a llorar……llorar de emoción……mi pequeña princesa.
    Joooooo, me acababa de maquillar un poquito claro……me toca retoque y llego tarde al trabajo.
    Gracias, me ha encantado, y claro que sí somos los adultos los que nos complicamos la vida…..ellos son muchos mas sencillos de lo que nos creemos…….muchas gracias por este post……..y sobretodo muchísimas gracias a Diana nuestra maestra.

  2. Maria

    Emocionada! Esa es la palabra despúes de leer tu post. Te animo enormemente a seguir escribiendo, aún sabiendo que debes rascar segundos de donde sea, hazlo! Estas llena se sentimiento y creatividad. Felicidades! Maria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ohevalo utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies.

Política de cookies Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente. Si desea consultar más información sobre qué son las cookies, qué almacenan, cómo eliminarlas, desactivarlas, etc., le rogamos se dirija a este enlace.

Cerrar